BARRANQUISMO SECO EN LOS PIRINEOS

Rapelar, destrepes, y emoción sin pasar frío(todo el año).

Barranquismo seco en los Pirineos

La práctica del barranquismo seco en los Pirineos es propia de los meses de frío en los que los cañones no tienen agua.

Sin embargo, algunos cañones te ofrecen la posibilidad de practicar esta modalidad de descenso durante todo el año.

Las técnicas utilizadas en el barranquismo seco son las mismas del barranquismo con agua salvo que como se trata de un descenso por cauces sin agua no tendrás que nadar.

Al hacer la progresión por un barranco seco tendrás que caminar, destrepar, hacer rapel, según como sea el cañón.

Los implementos básicos que necesitas son los mismos: mochila, casco, cuerdas, arnés completo que ponemos nosotros.

En invierno, se sigue haciendo barranquismo en los Pirineos y los descensos que puedes practicar son tan hermosos como los que harías en verano, solo que no verás saltos, ni te deslizarás por toboganes.

En todo caso, necesitas tener un poco de preparación física para poder abordar este excitante deporte de aventura y disfrutar al máximo de cada metro recorrido.

Lo que más atractivo resulta de descender por los múltiples barrancos del Pirineo es que puedes acceder a lugares a los que no es posible llegar de otra forma. Son muchos los rincones escondidos que hay por explorar.

Disfrutar de las maravillas que ocultan las montañas al mismo tiempo que te pones a prueba, es una experiencia que te dejará muchas cosas bonitas y ganas de repetir.

Te ofrecemos varios descensos por barrancos secos que esperan por ti para que descubras las bellezas que esconden y pongas a prueba tu sed de aventura.

VÍDEO
Reproducir vídeo

INFORMACIÓN Y COMPRA

Época: Todo el año.

Horarios: Mañanas y tardes. 3-4 horas.

Edad: A partir de 6 años.

Precio: 45€.

Barrancos del Pirineo

El Pirineo está lleno de rincones escondidos y barrancos espectaculares. Te contamos un poco acerca de nuestros favoritos. Seguro querrás visitarlos y nosotros con mucho gusto te guiaremos para que vivas una aventura inolvidable.

Nuestras excursiones son aptas para principiantes y para niños a partir de los siete años. Con la ayuda de nuestros guías profesionales podrás conocer lugares que ni imaginabas que existían.

El barranquismo seco en los Pirineos es una combinación de buena adrenalina con la paz que transmite la majestuosidad de las montañas. Es algo que es difícil de contar; tienes que vivirlo.

Algunos tips para hacer rapel en Barranquismo

En Nómadas del Pirineo te diremos todo lo que necesitas saber para practicar el barranquismo seco o con agua; también te proporcionaremos el equipamiento técnico necesario para que puedas disfrutar de manera segura.

Sin embargo, no está de más que vengas de casa con alguna información previa; así tendrás una mejor idea sobre ciertos detalles básicos de este excitante deporte de aventura que atrae a tanta gente durante todo el año.

Necesitas cierta condición física

Para hacer barranquismo y poder rapelar se necesita tener algo de fuerza y resistencia física. Si te atrae este deporte, pero no practicas ningún tipo de ejercicio con regularidad, tal vez debas pensar en prepararte para tus próximas vacaciones.

Si es tu primera vez, escoge los niveles de principiante

Aunque seas del grupo de personas que les gusta atreverse a probar nuevas aventuras y veas atractivos los largos rápeles, esta es una técnica que requiere de práctica; así que es mejor que empieces con rapeles básicos para que puedas adquirir destreza y manejes todo lo relacionado con la seguridad.

Ojo con el vértigo

Si sufres de vértigo, por mucho que te atraiga practicar barranquismo, es mejor que te abstengas. Te puedes poner en peligro a ti y a quienes te acompañan.

Ten presente que es un trabajo en equipo

Aunque te vamos a llevar a barrancos de poca dificultad técnica, a veces algunas personas se convierten en presa del miedo; recuerda en todo momento que es importante que todas y cada una de las personas que van contigo sepan que tienen el apoyo de los demás.

Pon atención a las instrucciones del guía

En Nómadas del Pirineo te vamos a suministrar todo lo que necesitas y las instrucciones para utilizar el equipo de rapel.

Toma en cuenta todas las indicaciones del guía y tu descenso será un éxito. Si tienes dudas no dejes de preguntar.

Desciende poco a poco

Cuando te inicias en rapel es mejor hacerlo con lentitud; a medida que ganas experiencia con la práctica podrás ir aumentando la velocidad de descenso y hacerlo de forma segura.

Cuida tu posición

La manera correcta de rapelar es manteniendo tus piernas de forma perpendicular y separadas más o menos como el ancho de tus hombros. Tus piernas te ayudarán a mantener distancia de la pared.

Realiza el descenso de forma lenta y controlada para que disfrutes cada palmo y llegues al final de forma segura y sin lesionarte.

Nunca subestimes la dificultad de rapelar

Cuando ves en la tele cómo descienden por los barrancos te puede parecer algo fácil de hacer. Pero en realidad nunca lo es.

Estamos hablando de descensos desde alturas de consideración; hasta una caída desde los tres metros puede resultar en una lesión severa.

Es una actividad en la que el exceso de confianza te puede jugar muy malas pasadas, así que nunca bajes la guardia, sigue las instrucciones y toma las precauciones para lograr un descenso divertido y sin problemas. Los guías profesionales siempre os estaremos asegurando con otra cuerda.

Mantén el contacto con la pared

Haz el descenso de manera lenta y controlada manteniendo en todo momento tus pies contra la pared.

Si sientes que el miedo se apodera de ti, cosa muy normal cuando te inicias en el barranquismo, respira hondo y solo concéntrate en lo que debes hacer para completar el recorrido.

Los barrancos del Pirineo te esperan 

Todos los barrancos del Pirineo son increíbles. Una prueba de ello es el barranco de Ainsa.

Ven con nosotros a practicar barranquismo seco en los Pirineos; nuestros experimentados guías te llevarán a conocer los lugares más increíbles y disfrutarás de progresiones por cañones de gran belleza.

Ven con tu familia o amigos a pasar momentos inolvidables descubriendo rincones mágicos y sorprendentes que solo se pueden conocer mediante la práctica de este deporte de aventura que cada día gana más adeptos.

Si quieres regalarles a tus hijos unas vacaciones inolvidables o una escapada de fin de semana muy especial, el barranquismo es una actividad que disfrutarán muchísimo y podrás compartir con ellos momentos de calidad.

Barranco del Basender

Este barranco seco está emplazado en el Cañón del río Vero; en su recorrido hay tramos de diferentes niveles de dificultad.

Apto para abordarlo durante todo el año, tiene una longitud de 650 metros; la aproximación al barranco toma unos 20 minutos y el descenso se completa en alrededor de dos horas.

A lo largo de toda su extensión tiene 9 rapeles de diferentes alturas que van desde los 3 hasta los 20 metros. Es uno de los barrancos más atractivos y visitados.

El descenso por este barranco es de tipo encajado, a través de salas abovedadas y galerías. A la altura del tercer rapel se puede hacer el recorrido por una cornisa con pasamanos.

Durante la progresión te sorprenderás con las hermosas formaciones talladas en la roca caliza. Auténticas obras de arte hechas por la naturaleza.

La progresión por este barranco es emocionante y retadora. Si te animas, no te arrepentirás.

 

Barranco de los Lumos

El barranco de los Lumos en Huesca es un barranco seco todo el año exceptuando cuando se presentan precipitaciones de alta intensidad. En caso de lluvias torrenciales no se recomienda su progresión.

Esculpido por los elementos a manera de conglomerado presenta estrechos de gran belleza. A este cañón se puede acceder desde varios puntos.

Una entrada al barranco está por el cauce principal; desde la cresta en los sitios identificados como Lumo 1 y Lumo 2.

Presenta rapeles de diferentes alturas intercalados con interesantes destrepes que conducen al cauce principal.

La progresión se completa en algo más de dos horas en función de la entrada por la que se aborda el barranco. Sin duda una de las progresiones más bonitas e interesantes entre los barrancos del Pirineo.

 

Barranco de Portiacha

Este barranco seco está ubicado frente al Basender; cuenta con dos impresionantes rapeles de 30 y 35 metros. Hay a quienes les gusta combinar el descenso del Portiacha con el del Basender.

Con un desnivel de 130 metros, tiene una longitud de 250 metros; la progresión se puede completar en tan solo una hora.